¿Qué es DDos-Guard, la empresa que ayudó a reaparecer la red social Parler?

Parler, el sitio web de extrema derecha estadounidense se reintegró parcialmente en el ciberespacio con ayuda de tecnología de propiedad rusa.

Parler, el sitio web de extrema derecha estadounidense se reintegró parcialmente en el ciberespacio con ayuda de tecnología de propiedad rusa.

Parler, la red social con usuarios de extrema derecha de Estados Unidos, fue suspendida por el gigante del comercio electrónico Amazon. Sus usuarios incitaron la violencia publicando videos que celebraban el atentado ocurrido en el Capitolio, el pasado 6 de enero.

Anteriormente, la red social había sido suspendida por Apple, poco después de que Google, propiedad de Alphabet, lo inhabilitara de sus descargas en su buscador de aplicaciones Google Play.

Sin embargo, este lunes Parler retorno parcialmente a Internet. Así lo confirmó el director ejecutivo, John Matze, a través de un mensaje en la misma red social, donde decía que estaban trabajando para restaurar la funcionalidad del sitio web.

Hola mundo, ¿Está encendida esta cosa?”, Preguntó Matze en un mensaje, publicado encima de una nota de la compañía que decía que la plataforma se restauraría después de que se resolvieran los desafíos.

¿Cómo regresó?

Para poder reaparecer en la web, la red social utiliza ahora una dirección de protocolo de internet que es propiedad de DDos-Guard, una empresa controlada por dos hombres rusos con dirección es Escocia. Por ahora, solo puede usar su versión de escritorio, ya que aún no está disponible en los mercados de aplicaciones.

Esta empresa proporciona servicios de protección contra ataques distribuidos de denegación de servicios – DoS; es decir, previenen ataques a sistemas de computadoras y red que hacen poco accesible el acceso al usuario legítimo-, así lo confirmó Ronald Guilmette, experto en infraestructura a la agencia internacional Reuters.

El sitio web de DDoS-Guard está bajo el nombre de la empresa Cognitive Cloud LP y sus propietarios residen en Rostov-on-Don, ubicado en Rusia, explicó Guilmette. Uno de ellos le dijo al diario The Guardian, que no estaban al tanto de “todo el contenido que facilita la empresa”.

DDoS-Guard ha trabajado con otros sitios denunciados como racistas, de ultra derecha y de conspiración. Algunos de estos son utilizados por asesinos en serie para compartir mensajes, incluido 8kun. También ha colaborado con sitios del gobierno ruso, señaló Reuters.

Varios usuarios de Parler, que cuenta con más de 12 millones de seguidores,han manifestado su preocupación por un posible riesgo potencial para la seguridad de esta, pues la red social no debería depender de una empresa rusa.

Esto generó una polémica con los usuarios de la red social porque les parece una elección poco confiable para un sitio popular entre los autodenominados patriotas.

Por otro lado, la propaganda rusa ha incitado las divisiones políticas en los Estados Unidos, apoyando al presidente saliente Donald Trump y aumentando las historias falsas sobre el fraude electoral y la brutalidad policial durante las protestas generadas en las últimas semanas en territorio estadounidense.

Consultado al respecto del ello, John Matze y los representantes de DDoS-Guard no respondieron a las solicitudes de comentarios.