NIÑOS «Vacunados VS No Vacunados»

CONTRIBUCIÓN INFORMATIVA DE INFORMACIÓN SOBRE VACUNAS: RECOPILATORIO PARA UNA MAYOR CONCIENCIACIÓN SOBRE LOS EFECTOS ADVERSOS DE LAS VACUNAS.

«NUEVO ESTUDIO REVISADO POR PARES DEMUESTRA UNA MEJOR SALUD DE LOS NIÑOS NO VACUNADOS FRENTE A LOS VACUNADOS»

Un nuevo estudio revisado por pares realizado por Hooker y Miller en la revista «SAGE Open Medicine» comparó los resultados entre la salud de los niños vacunados con los no vacunados de tres grandes consultorios pediátricos en los Estados Unidos. El estudio concluyó que los niños no vacunados son más sanos que sus compañeros vacunados.

Con este, ya suman más de 65 estudios de «Vacunados VS No Vacunados» en «Children’s Health Defense», la asociación de defensa de los niños frente a las vacunas tóxicas, que dirige el sobrino del expresidente JFK, Robert F. Kennedy Jr. 

Todos ellos muestran una salud exponencialmente mejor en los niños no vacunados que en los vacunados. 

Lo que es más importante NO se han encontrado estudios que muestren resultados de salud superiores en niños vacunados que en no vacunados.

A continuación comparto  resultados de algunos de los innumerables estudios de «vacunados vs no vacunados»:

– Generación 1: El estudio Verstraeten inédito de los CDC sobre hepatitis B mostró un aumento dramático del riesgo de autismo (x7,6), trastornos del sueño (x5), trastornos del habla (x2,1) y trastornos del neurodesarrollo (x1,8);

– Las vacunas contra el virus del papiloma humano y el tétanos aumentan las probabilidades de alergias (x1,63) en niños;

– Las vacunas contra la hepatitis B aumentan las probabilidades de educación especial por 8,63;

– Las vacunas contra la hepatitis B en recién nacidos masculinos aumentaron las probabilidades de autismo por 3;

– Vacuna contra la gripe aumenta la tasa de infección de gripe por 4,4;

– La vacuna contra el virus del papiloma humano aumenta la mortalidad en las niñas por 10;

– La vacunación en bebés nacidos prematuramente aumento de probabilidades de trastornos de desarrollo neuronal por 6,6 veces (660%);

– La vacunación aumenta el riesgo de rinitis alérgica (x30), alergia (x3,1), TDAH (x4,2), eccema de autismo (x42) (x29), discapacidad del aprendizaje (x52) y trastornos del desarrollo del cerebro (x37).

Consulte las diapositivas de tamaño completo de la Parte 1 o vea la presentación completa de «Vacunados VS No Vacunados», Partes 1-12.

https://childrenshealthdefense.org/wp-content/uploads/Fully-Vaccinated-vs.-Unvaccinated-Part-II.pdf

https://childrenshealthdefense.org/wp-content/uploads/Vaxxed-Unvaxxed-Parts-I-XII.pdf

Estos estudios en conjunto son la prueba irrefutable que demuestra que las vacunas modernas (al contrario que las originales de hace décadas) provocan mucho más mal que bien a quienes las reciben por la alta toxicidad de sus componentes (lo que provoca múltiples efectos adversos a corto, medio y largo plazo, manteniendo a las personas dependientes de más medicamentos que ellos mismos venden), algo que la industria farmacéutica y los medios de comunicación masivos (ambos propiedad de la élite globalista) tratan de censurar y ocultar a la opinión pública.

La verdad esta totalmente expuesta a la vista para que, quienes quieran y tengan «ojos» para verla, la puedan ver.

CONTRIBUCIÓN INFORMATIVA DE INFORMACIÓN SOBRE VACUNAS: RECOPILATORIO PARA UNA MAYOR CONCIENCIACIÓN SOBRE LOS EFECTOS ADVERSOS DE LAS VACUNAS

En pos de la recapacitación de los Profesionales Médico-Sanitarios y la interrupción inmediata de su actividad en relación a la administración de las vacunas para la enfermedad COVID-19.

Documento en PDF con casi 400 enlaces de interés.

Todo lo que el personal médico-sanitario debería saber antes de decidir inyectar una vacuna a alguien, y todo lo que debería informar al paciente antes de administrarle la vacuna, en aras de un consentimiento informado CORRECTO, ADECUADO y VERAZ. 

Por favor COMPARTAN para que esta información llegue al mayor número de profesionales sanitarios (y personas) posible.

EL ESTUDIO MAS IMPORTANTE Y CENSURADO DE INTERNET SOBRE LAS VACUNAS: VACUNADOS VS NO VACUNADOS

Este estudio pionero que compara la salud general de los niños vacunados y no vacunados se publicó por primera vez en noviembre de 2016. El estudio fue aceptado y publicado en el portal de la revista Frontiers of Public Research y, 100 horas y más de 80.000 lecturas después, fue retirado (obviamente por presiones de la industria farmacéutica). Según los portavoces de Frontiers, fue desaceptado.

Los resultados:

«Los niños vacunados tienen muchas menos probabilidades de haber sido diagnosticados con varicela y pertusis pero muchas más probabilidades de haber sido diagnosticados con otitis media, neumonía, rinitis alérgica, eczema, TDAH, autismo y problemas de aprendizaje. También tienen más probabilidades de haber usado antibióticos, medicación para las alergias y la fiebre, de tener implantados tubos de ventilación en los oídos, de haber visitado a un médico en el año anterior debido a problemas de salud y de haber estado hospitalizados. A pesar de que la razón por la hospitalización y la edad del niño en el momento no se determinaron, este resultado es consistente con un estudio que se hizo sobre 38.801 reportes a VAERS (Sistema de reporte de efectos adversos a las vacunas) de niños que fueron hospitalizados o murieron después de ser vacunados».

«El estudio también mostró que hay una relación lineal entre el número de vacunas administradas en un momento y la tasa de hospitalización y muerte. Además, entre más joven fuera el niño al momento de vacunarlo, más alta la tasa de hospitalización y muerte. La tasa de hospitalización aumentó de 11% para 2 dosis de vacunas, a 23,5% por 8 dosis de vacunas (con un R2 = 0,91). La probabilidad de muerte aumentó significativamente del 3,6% al recibir entre 1 y 4 dosis de vacunas, al 5,4% al recibir entre 5 y 8 dosis».

Los niños vacunados tienen significativamente más probabilidades que los no vacunados de haber sido diagnosticados con las siguientes enfermedades crónicas:

3,7 veces más probabilidades (o 370%) de tener cualquier trastorno del desarrollo neurológico (TDAH, Autismo, problemas de aprendizaje).

4,2 veces más probabilidades de padecer Desorden del Espectro Autista (Autismo).

4,2 veces más probabilidades de padecer Trastorno de Hiperactividad y Déficit de Atención (THDA).

5,2 veces más posibilidades de tener problemas de aprendizaje.

30.1 (o 3100%) veces más probabilidades de padecer rinitis alérgica.

2,9 veces más probabilidades de tener eczema/dermatitis atópica.

Sobre las enfermedades agudas:

Los niños vacunados tienen 0,24 veces las probabilidades (o menos de la cuarta parte de la probabilidad) de ser diagnosticados con varicela y tos ferina que los no vacunados.

Los niños vacunados tienen 3,8 veces más probabilidades de tener infecciones de oído que los no vacunados (380% más) y 5,9 veces más posibilidades de contraer neumonía.

Diferencias de género entre vacunados:

Los niños (hombres) tienen muchas más probabilidades de enfermarse que las niñas.

Tienen 240% más probabilidades de diagnosticarse con TDAH.

Tienen 430% más probabilidades de padecer de autismo.

Tienen 230% más problemas de aprendizaje que las niñas.

Una de las conclusiones más importantes del estudio dice que: «En un modelo final ajustado, la vacunación y no el nacimiento prematuro se mantuvo asociada con los trastornos del desarrollo neurológico, y la interacción entre el nacimiento prematuro y la vacunación está asociada a una probabilidad 6,6 veces mayor de tener un trastorno del desarrollo neurológico».

Vuelvan a leer el último párrafo:

Los bebés que nacen antes de tiempo y son vacunados tienen una probabilidad 660% mayor a tener autismo, TDAH o problemas de aprendizaje.

Las máscaras Corona son un crimen de lesa humanidad y abuso infantil: destruyen el cerebro de los niños por falta de oxígeno.

Certificado de virólogo

Escrito por la Dra. Margaret Grays-Bryson y Mariah Henna

Traducción: Dr. Hussein Sarmak Hassan

La siguiente es una transcripción de los aspectos más destacados del reciente y convincente mensaje de video de la Dra. Margaret Griez-Bresson, que fue traducido en vivo del alemán al inglés por Claudia Stauber. Un video al final del texto.

La Dra. Margaret Grays-Bryson, MD, tiene un doctorado en Neurociencia y Neurofisiología, con especial interés en neurotoxicología, medicina ambiental, neurodegeneración y neuroplasticidad. Esto es lo que tiene que decir sobre las máscaras y sus efectos en nuestro cerebro:

Respirar el aire exhalado indudablemente conducirá a una falta de oxígeno y un aumento de dióxido de carbono. Sabemos que el cerebro humano es muy sensible a la hipoxia. Hay células nerviosas, por ejemplo en el hipocampo, que no pueden sobrevivir más de 3 minutos sin oxígeno – no Ella puede sobrevivir. Los síntomas de alerta agudos son dolor de cabeza, somnolencia, mareos, problemas de concentración, tiempo de reacción lento – reacciones del sistema cognitivo.

Sin embargo, cuando tiene una falta crónica de oxígeno, todos estos síntomas desaparecen a medida que se acostumbra. Pero su eficiencia seguirá siendo baja y la falta de oxígeno en su cerebro seguirá aumentando.

Sabemos que el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas lleva años o décadas. Si olvidó su número de teléfono hoy, el colapso en su cerebro ya fue hace 20 o 30 años.

Como piensa, es posible que se haya acostumbrado a usar su máscara y volver a respirar el aire exhalado, los procesos degenerativos en su cerebro se agrandan a medida que continúa sin oxígeno.

El segundo problema es que las células nerviosas de su cerebro no pueden dividirse normalmente. Entonces, en el caso de que nuestros gobiernos nos permitan generosamente deshacernos de las máscaras y volver a respirar libremente oxígeno nuevamente dentro de unos meses, las neuronas perdidas no se regenerarán. Gone se ha ido.

[..] No llevo máscara, necesito mi cerebro para pensar. Quiero tener la mente clara cuando trato con mis pacientes y no ser drogado por dióxido de carbono.

[..] No existe una excepción médica infundada para las mascarillas porque la falta de oxígeno es un peligro para todos los cerebros. La libre decisión de todo ser humano debería ser si debe usar una máscara que es totalmente ineficaz para protegerse del virus.

Para niños y adolescentes, las máscaras están estrictamente prohibidas. Los niños y adolescentes tienen un sistema inmunológico altamente activo y adaptativo y necesitan una interacción constante con el microbioma de la Tierra. Su cerebro también es increíblemente activo, ya que tiene mucho que aprender. El cerebro de un niño o de un joven tiene hambre de oxígeno. Cuanto más metabólicamente es un órgano, más oxígeno necesita. En niños y adolescentes, todos los órganos son metabólicamente activos.

Privar de oxígeno al cerebro de un niño o adolescente, o restringirlo de cualquier forma, no solo es peligroso para su salud, es completamente criminal. La falta de oxígeno inhibe el desarrollo del cerebro y el daño causado como resultado no se puede revertir.

El niño necesita que el cerebro aprenda y el cerebro necesita oxígeno para funcionar. No necesitamos un estudio clínico para eso. Eso es simple, fisiología. La hipoxia consciente y deliberada es un riesgo para la salud completamente intencionado y una contraindicación absoluta.

Las contraindicaciones absolutas en medicina significan que este medicamento, este tratamiento, método o procedimiento no debe usarse; su uso no está permitido. Para obligar a toda una población a utilizar por la fuerza contraindicaciones médicas absolutas, deben existir razones específicas y graves para ello, y las razones deben ser sometidas a órganos competentes, multidisciplinarios e independientes para su verificación y autorización.

Cuando la demencia aumenta drásticamente en diez.