Los tentáculos de Soros en la Unión Europea y sus presupuestos: el informe Khus

Derechos humanos, minorías… esos son los temas del día. Con un matiz que tiene nombre y apellidos: George Soros. Y es que hemos descubierto la crónica Soros de un eurodiputado bastante curioso: Joachim Khus.

Khus, miembro del partido de alternativa para Alemania, AFD por sus siglas en alemán, forma parte del grupo político de Bruselas Identidad y Democracia, liderado por Marine Le Pen. Su línea conservadora y su interés por defender al viejo continente lo han llevado a analizar los presupuestos europeos de 2019 en un informe emitido recientemente.

El informe fue publicado por una organización no gubernamental llamada Centro Europeo para el Derecho y la Justicia, que ya en otras ocasiones ha saltado a la palestra por publicar informaciones sobre los tentáculos de George Soros y su fundación Open Society.

De hecho, hace un año publicaba otro de gran interés: ONGs y los Jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, donde se revelaba la relación Soros – jueces del alto tribunal de amparo constitucional europeo y la influencia de Soros en las sentencias del mismo.

El informe de Khus va un paso más allá y se centra en la financiación de ONGs de Soros por parte de la Unión Europea, a través del estudio del presupuesto de 2019.

Cámara de eco, el bucle de retroalimentación de las «quangos»

El propio informe explica en su sumario que: “La comisión de la UE financia una amplia gama de organizaciones no gubernamentales que son casi exclusivamente de izquierda, y presionan a los gobiernos de los estados miembros y a la propia UE para promover su agenda política y obtener más fondos”.

¿Y dónde derivan todas esas ONG? En la Open Society, la fundación del magnate George Soros. Open Society ha creado una red mundial de ONG que promueven una agenda de izquierdas: aborto, LGTBI, fronteras abiertas, lucha contra la incitación al odio y su mal llamada extrema derecha… Todo ello bajo la bandera de los derechos humanos.

De ahí el nombre del informe: “Cámara de eco, el bucle de retroalimentación de las quangos”. Y es que el autor sostiene que existen organizaciones que lejos de ser ‘no gubernamentales’, se han convertido en organismos cuasi – gubernamentales (quangos) que están imponiendo a los estados sus propias agendas políticas.

98 millones de euros a proyectos de izquierda

La oficina de Kush ha identificado 98 millones de euros de financiación para proyectos de izquierda por parte de la Unión solo en el año 2019

Además por ejemplo, más de un millón de euros del presupuesto fueron a parar a ONG vinculadas al Islam radical, como la Hermandad musulmana, que apoya un programa de islamización en Europa y tiene estrechos vínculos con terroristas yihadistas, y otros 10 millones fueron a ayudas a China, irán y Venezuela, todos ellos, regímenes todos ellos dictatoriales que constantemente vulneran los derechos humanos.

Así, el ponente denuncia que estos presupuestos discriminan a los conservadores, también al contribuyente conservador, y violan las obligaciones de la Unión de neutralidad política. Nada más lejos de la realidad cotidiana de la civilización occidental.