El «covidiano» cree que la gripe estacional después de más de mil años de existencia ha desaparecido totalmente.

El «covidiano» cree que la gripe estacional después de más de mil años de existencia ha desaparecido totalmente, debido a las precauciones y a la responsabilidad de la gente en sus relaciones sociales. Y en cambio cree que los contagios por Covid 19 han aumentado por la causa contraria, es decir por la falta de responsabilidad de la gente y sus relaciones sociales. Jamás pensará en esta evidente contradicción, ni llegará a la conclusión de que lo cierto es que se están recalificando las gripes hacia el Covid 19, para aumentar las cifras, pensar eso sería herejía.

Si las cifras anuales de fallecimientos por todas las causas son idénticas o similares a la media de todos los años anteriores, se queda perplejo, pero no lo quiere ver, ni quiere enterarse, se tapa los oídos, sería como traicionar su nueva fe. Lo niega, lo justifica, lo ignora, lo tergiversa, y repite una y otra vez la oración, el rezo diario que ha aprendido en la televisión, hay pandemia, hay pandemia, hay pandemia y no hay más que hablar, lo dice la televisión, las imágenes, los colapsos de los hospitales, no cabe dudar, ni pensar ni analizar. ¡Hay pandemia!

Entre los covidianos hay gente de todas las clases sociales, pobres y ricos, jóvenes y ancianos, gente sin estudios y universitarios, de letras y de ciencias.

El covidiano ha quedado noqueado, sometido por la muerte a la esclavitud, o mejor dicho y como diría San Pablo, por el miedo a la muerte, algo, que por otra parte, es consustancial con nuestra existencia. Pero ahora se ha bloqueado, su razón ha quedado colapsada.

Los covidianos son creyentes impecables, hay muchos entre mis afectos, entre mis familiares y amigos, son gente seria y educada, y son inteligentes sin lugar a dudas, pero por caridad cristiana y por disculparlos, yo diría que son, inteligentes asintomáticos.

Un nuevo estudio del Dr. Steven Quay concluye que el SARS-CoV-2 procede de un laboratorio.

La investigación del Instituto de Virología de Wuhan en diciembre de 2019 muestra evidencias de experimentos de vacunas contra el adenovirus en pacientes con COVID-19.

Artículo del Dr. Steven Quay, M.D., PhD., director general de Atossa Therapeutics, Inc. (NASDAQ: ATOS), titulado «Un análisis bayesiano concluye más allá de toda duda razonable que el SARS-CoV-2 no es una zoonosis natural sino que se deriva del laboratorio».

El artículo, de 193 páginas, puede descargarse de Zenodo, un repositorio de acceso abierto de propósito general gestionado por el CERN, aquí:

https://zenodo.org/record/4477081# .

Un breve vídeo explicativo sobre el artículo se encuentra aquí: https://zenodo.org/record/4477212#.

El objetivo del análisis era determinar el origen del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Partiendo de una probabilidad del 98,2% de que fuera un salto zoonótico desde la naturaleza y de sólo un 1,2% de que fuera un escape de laboratorio, se examinaron sistemáticamente veintiséis hechos y pruebas diferentes e independientes. La conclusión final es que hay un 99,8% de probabilidades de que el SARS-CoV-2 proceda de un laboratorio y sólo un 0,2% de probabilidades de que proceda de la naturaleza.

«Al igual que muchos otros, me preocupa lo que parecen ser importantes conflictos de intereses entre los miembros del equipo de la OMS y los científicos y médicos de China, y hasta qué punto esto impedirá un examen imparcial del origen del SARS-CoV-2«, dijo el Dr. Quay.

«Tomando sólo las pruebas científicas disponibles públicamente sobre el SARS-CoV-2 y utilizando estimaciones muy conservadoras en mi análisis, concluyo, no obstante, que está más allá de toda duda razonable que el SARS-CoV-2 se escapó de un laboratorio. La evidencia adicional de lo que parece ser secuencias genéticas de vacunas de adenovirus en especímenes de cinco pacientes de diciembre de 2019 y secuenciados por el Instituto de Virología de Wuhan requiere una explicación. Se vería este tipo de datos en un ensayo de desafío de vacunas, por ejemplo. Esperemos que el equipo de la OMS pueda obtener respuestas a estas preguntas.»

Para ayudar a encontrar la verdad y obtener comentarios sobre las metodologías utilizadas y las conclusiones alcanzadas en este trabajo, se envió una copia previa a la publicación de este trabajo a veintiséis científicos de todo el mundo, incluidos los investigadores de la OMS que se encuentran actualmente en Wuhan, los científicos del Instituto de Virología de Wuhan, así como otros virólogos destacados.

Dr. Steven Quay, MD, PHD » Founder of Atossa Therapeutics
Acerca de Steven Quay, M.D., Ph.D.

El Dr. Steven Quay ha publicado más de 360 contribuciones a la medicina y ha sido citado más de 10.000 veces, lo que le sitúa en el 1% de los mejores científicos del mundo. Es titular de 87 patentes estadounidenses y ha inventado siete productos farmacéuticos aprobados por la FDA que han ayudado a más de 80 millones de personas. Es autor del libro más vendido sobre la supervivencia a la pandemia, Stay Safe: A Physician’s Guide to Survive Coronavirus. Es el director general de Atossa Therapeutics Inc. (Nasdaq: ATOS), una empresa biofarmacéutica en fase clínica que desarrolla nuevas terapias para tratar el cáncer de mama y el COVID-19.

Se licenció y doctoró en la Universidad de Michigan, fue becario postdoctoral en el Departamento de Química del MIT con el Premio Nobel H. Gobind Khorana, residente en el Hospital Harvard-MGH y pasó casi una década en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. Una charla TEDx que pronunció sobre la prevención del cáncer de mama ha sido vista más de 220.000 veces.

Para más información, visite www.DrQuay.com