EDITORIAL EL NUEVO/VIEJO ORDEN MUNDIAL

¿Existe realmente un proyecto denominado Nuevo Orden Mundial? ¿Es realmente mundial? ¿Es novedoso?

Pues si y no. La historia esta llenas de momentos y personajes históricos que han pretendido dominar el mundo e imponer su filosofía y forma de pensar.

En algún momento una sociedad florece y pretende la invasión de otra para imponer su forma de vida

En otros momentos una sociedad pierde su identidad y es absorbida por otra y acaba renunciando a sus principios y adoptando la forma de pensar del que les absorbe.

Lo que creemos es que, en estos momentos, la sociedad occidental que es básicamente las sociedades basadas en la cultura Judea Cristiana está en crisis.

La civilización avanza en todos los campos y la sociedad trata de adaptarse forzando las reglas y normas con las que se gobiernan.

Para enfocar los fenómenos nuevos necesita cambiar las normas, tanto económicas como jurídicas.

Y posteriormente los movimientos políticos intentan justificar la nueva sociedad para reestructurarla y adaptarla a los cambios

Los cambios que las sociedades occidentales, que son el fundamento del mundo moderno, han experimentado en los últimos 150 años han sido de tal calibre que han invalidad muchas convecciones sociales y a las teorías políticas establecidas.  

Han alterado profundamente las reglas de compromiso y las reglas de participación que constituyen el soporte para una sociedad estable, tal como describimos en EL AREA DE LA EXISTENCIA DE UNA DEMOCRACIA

Las sociedades occidentales son las más avanzadas social culturalmente y son las que están sufriendo con mayor intensidad la crisis de sus valores.

Son sociedades que basándose en unos planteamientos éticos y morales han creado un entramado de reglas basadas en esos planteamientos pero que conectan con la realidad cotidiana.

Al cambiar la realidad cotidiana el entramado de reglas se derrumba y se sustituye apresuradamente por reglas que ya no conectan con los principios éticos y morales en lo que se basa nuestra cultura generando un enorme vacío.

Y eso es lo que está permitiendo que determinados grupos de poder quieran aprovechar la coyuntura para imponer sus intereses dictando nuevas.

Pero no hay un Nuevo Orden Mundial como algo nuevo, es lo de siempre.

Y desde luego no es Mundial.

Es difícil pretender que China, India o muchos países de África puedan quedar afectados por este Nuevo Orden.

Los efectos de los avances de la sociedad y sus efectos los mencionamos en el EDITORIAL 6-12 UDEC, UN PARTIDO REVOLUCIONARIO

Por tanto, sí hay un enorme cambio en la sociedad occidental, que ni es mundial ni es novedoso.

Es simplemente una crisis que debemos superar o morir.

Es imperativo de que seamos conscientes de que no hay un nuevo orden mundial como tal, pero que tenemos que trabajar para imponer un nuevo modelo basado en la justicia, la libertad, la igualdad, la tolerancia y los valores tradicionales de la cultura occidental.

Esto que parece una obra de titanes se puede conseguir.

Y la única manera de terminar los proyectos es empezando.

Por tanto, debemos convencernos de que somos capaces de crear un ORDEN MUNDIAL justo y basado en la libertad, en la Sociedad Civil. Lo denominamos NUESTRO ORDEN MUNDIAL.

Y para esto es necesario apoyar todos los que nos pueden ayudar e identificar a todos los que se oponen a nuestros proyectos.

Es absolutamente necesario recordar que los movimientos populistas y anti libertarios lo primero que hace es definir al enemigo, que será el fascista, el rico, el no independentista …

No nos avergüence el decir que los culpables del desempleo en España son los socialistas y los comunistas porque es verdad.

Pues esto es precisamente lo que tenemos que hacer, declarar enemigos a aquellos que no defienden la propiedad privada, la creación de empleo …. cómo auténticos enemigos del progreso.

A los que no defiendan NUESTRO ORDEN MUNDIAL

Basta muy poco para crea un movimiento global, pero es necesario contar con aliados a nivel internacional, ya sean partidos grandes o pequeños.

Nuestro plan de acción debe estar basado en afirmar que hay suficientes personas, asociaciones, entidades y partidos políticos que son capaces de crear NUESTRO ORDEN MUNDIAL y definir inmediatamente a los que se oponen a nuestros planes.

¿Utópico? ¿Ilusorio? ¿Titánico? Puede ser, pero si queremos sobrevivir tal cómo nos conocemos y como queremos ser no tenemos otra alternativa.

Es luchar por la existencia de la cultura occidental.

No hay otro camino.

En UDEC estamos trabajando para para hacer realidad NUESTRO ORDEN MUNDIAL y llamamos a todos los que defendemos nuestra cultura occidental a la lucha.

Para que los ciudadanos puedan elegir libremente y exigir responsabilidades.

No lo dudes y Afíliate a UDEC Unidad de Centro

El partido donde la Gente tiene la Palabra

Afiliarse es muy sencillo: Pincha AQUÍ  

José Manuel Millán Campos
UDEC - Unidad de Centro
Secretario General
s.general@udec.es