CONFIRMADO. LA VACUNA NO SERÁ OBLIGATORIA.

Una lucha contra los enemigos de la humanidad.

La vacuna no será obligatoria y no se podrá discriminar a las personas no vacunadas. Después de muchos meses de oscuridad absoluta, apoyándonos solamente en la esperanza de conseguir mantener nuestra libertad y el resto de derechos, por fin, podemos decir que se vislumbra una luz al final del túnel. Hace unos días, un confidente de alto nivel me comunicó que las élites globalistas están a matar entre ellas. Han roto el consenso sobre el gobierno mundial –la gran dictadura—por varias razones. Una de ellas es que fracasó el acuerdo en la configuración del organigrama de la cúpula de la pirámide. Aunque estaba preparado, parece que han surgido problemas, derivados de la ambición desmedida de algunos componentes.

Otra razón es que no están seguros de poder llevar a cabo el plan, por una cuestión judicial, sobre todo, a causa de los efectos secundarios que las vacunas están causando en todos los países y la imposibilidad de ocultarlos. Aún no tienen a todos los jueces del mundo de su favor. Por otro lado, la disidencia de los científicos, periodistas y comunicadores independientes, que no han podido amordazar a pesar de la censura y la persecución, también juega en su contra y les preocupa.

Debido a esto, la Asamblea Parlamentaria Europea, tan proclive en meses pasados a que todos entrásemos por el aro de la vacuna como un bien universal, publicó hace dos días una resolución que con el título “Vacunas Covid-19: consideraciones éticas, legales y prácticas”, dice lo siguiente en estos puntos que resalto:

7.3.1 asegurarse de que los ciudadanos estén informados de que la vacunación NO ES OBLIGATORIA y de que nadie es presionado política, social o de otro modo para que se vacune, si no lo desea.

7.3.2 velar por que NADIE SEA DISCRIMINADO por no haber sido vacunado, por posibles riesgos para la salud o por no querer ser vacunado.

El punto 7.3.3 manda “tomar medidas tempranas y efectivas para contrarrestar la información errónea, la desinformación y las dudas sobre las vacunas Covid-19”.

Esto quiere decir que quienes informemos en contra de la vacuna vamos a ser duramente censurados. Pero conseguiremos informar.

El punto 7.5.2 dice que «los certificados de vacunación son solo para hacer el seguimiento sobre la eficacia de la vacuna, los posibles efectos secundarios y los eventos adversos.»

Aunque aún no podamos cantar victoria, es un paso muy importante, de alguna manera, podemos considerarlo como un paso atrás en sus planes.

Feliz finde y un abrazo grande.

Seguimos en la Resistencia.

Magdalena del Amo