Plus Ultra: la aerolínea rescatada por ser «estratégica» sólo tiene un avión

La única aeronave que queda en su flota permanece estacionada desde enero de 2021. En febrero no hay constancia de que operara ningún vuelo.

Plus Ultra sólo tenía un avión cuando fue rescatada por el Gobierno el pasado 9 de marzo con préstamos por valor de 53 millones de euros. A inicio del 2020, la aerolínea contaba con cuatro aeronaves, dos A340-300 y otras dos A340-600. Sin embargo, acabó el ejercicio con sólo un A340-300, según ha podido saber Vozpópuli. En concreto, la salida de los tres aviones restantes –operados en régimen de alquiler– se produjo en los últimos meses del año.

La aerolínea incorporó a su flota dos A340-600 en 2019 para sustituir otros dos A340-300 que tenía desde que comenzó a operar en 2015. Sin embargo, la crisis del coronavirus afectó de manera agresiva al sector de la aviación y, según informan fuentes cercanas a la empresa, la compañía devolvió anticipadamente los aviones a su propietario con una penalización por la ruptura de los dos contratos.

En abril de 2019 también incorporó a su flota un nuevo avión A340-300. Sin embargo, este también lo devolvió un año y medio después, en noviembre de 2020, según consta en el portal Airfleets, que recoge los movimientos de aeronaves entre los distintos operadores y estado de las flotas de la mayoría de las aerolíneas del mundo.

De esta forma, a cierre de 2020 sólo quedaba en su flota un avión A340-300, que Plus Ultra tenía en propiedad desde 2017 pero que actualmente opera en régimen de arrendamiento, según informan fuentes solventes a este periódico. Además, Airfleets informa de que este avión no está activo, sino que permanece estacionado desde enero de 2021.

En 2019, antes de la crisis, la aerolínea sólo operó 823 vuelos en los aeropuertos españoles. Esto la situaba en la posición 166 por tráfico, muy por detrás de otras aerolíneas también españolas

La propia compañía aérea informa en sus últimas cuentas depositadas en el registro mercantil, a las que ha tenido acceso este medio, de que lo vendió en 2019 como forma de pago a la financiación obtenida a través de la emisión de deuda de diez millones de dólares, destinada a sufragar los costes de su actividad.

En 2019, antes de la crisis, la aerolínea sólo operó 823 vuelos en los aeropuertos españoles. Esto la situaba en la posición 166 por tráfico, muy por detrás de otras aerolíneas también españolas como Iberia, Vueling o Air Europa (que también ha sido rescatada con 475 millones). En total se produjeron 2,36 millones de operaciones en la red de Aena. De esta forma, Plus Ultra apenas representó el 0,03% del total de la movilidad aérea. 

Con el coronavirus, su situación empeoró. En enero de 2021 la aerolínea sólo operó dos vuelos en los aeropuertos españoles. En febrero, un mes antes de ser rescatada, no operó ni un solo vuelo, según las estadísticas de Aena. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda defiende que Plus Ultra es una aerolínea estratégica y por ello debe ser rescatada con fondos públicos.

Plus-Ultra.
La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. Europa Press

Aumenta sus ingresos con contratos públicos

La aerolínea dedicada a conectar España con Venezuela, Perú y Ecuador redujo un 55% sus vuelos en 2020 por el impacto que ha tenido la pandemia en la movilidad internacional. En concreto, operó 369 vuelos desde o hacia España. Sin embargo, sus ingresos habían aumentado un 48% entre 2019 y 2020, según consta en las últimas cuentas de la empresa consultadas por Vozpópuli.

En las mismas, Plus Ultra reconoce que «ha podido generar ingresos durante esta pandemia adaptando su estructura para realizar vuelos de carga de material sanitario y repatriación de pasajeros«, formalizando contratos con los Gobiernos de los países en los que opera. El resultado: una facturación de 94 millones, frente a los 63,5 millones de un año antes, cuando la movilidad no se había visto afectada.

En el mismo ejercicio, la compañía aplicó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y una reducción de salarios del 30% a los trabajadores, según consta en las mismas cuentas.

En 2020, la compañía tenía un fondo de maniobra negativo de 5,75 millones. Cerró el año con unas pérdidas de 2,78 millones. Su patrimonio neto era de tan solo 5,84 millones.

Aún así, a fecha de agosto de 2020, Plus Ultra tenía un fondo de maniobra negativo de 5,75 millones de euros. Cerraba su ejercicio con unas pérdidas de 2,78 millones. También arrastraba resultados negativos de ejercicios anteriores que ascendían a 10,64 millones. Su patrimonio neto era de tan solo 5,84 millones.

En un comunicado oficial, la aerolínea aseguró que no tiene relación «de influencia o interés» con ningún Gobierno y defiende que la mayoría de su accionariado es español. En cualquier caso, este periódico ha desvelado que al menos el 47% de las participaciones están en manos de empresarios venezolanos conectados con el chavismo. En el marco de esta investigación, Vozpópuli se ha puesto en contacto con Plus Ultra en varias ocasiones, pero no ha obtenido respuesta.

La compañía aérea acumulaba pérdidas desde su creación en 2011, tal y como avanzó este periódico. Antes de ser rescatada, Plus Ultra solicitó un préstamo avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la banca se negó a concedérselo, tal y como ha avanzado VozpópuliLas entidades financieras españolas rechazaron su petición por el riesgo que suponía la operación.