INTERNACIONAL IRÁN

Irán ejecuta a Rouhollah Zam, un opositor que vivía exiliado en Francia antes de ser secuestrado en Irak.

Declarado culpable de tener un papel activo en la protesta de 2017, el líder del canal Adamnews fue ahorcado.

El opositor iraní Rouhollah Zam, un tiempo exiliado en Francia, fue ejecutado la mañana del sábado 12 de diciembre, tras la confirmación de su sentencia de muerte por su papel en la ola de protestas del invierno 2017-2018, según la televisión del Estado Iraní.

El «contrarrevolucionario» Zam fue ahorcado en la mañana pocos días después del anuncio de la confirmación de su sentencia por parte del Tribunal Supremo, debido a la «gravedad de los crímenes» cometidos contra la República Islámica de Irán.

Secuestrado en circunstancias oscuras Rouhollah Zam había vivido en el exilio durante varios años en Francia, en Montauban, con su esposa e hijos. Gozaba de la condición de refugiado bajo protección de asilo y estaba protegido por los servicios de seguridad franceses.

Sinopsis: Secuestro de un oponente iraní protegido por Francia.
Pero en octubre de 2019, mientras se dirigía a Irak, fue arrestado por la Guardia Revolucionaria, el ejército ideológico de la República Islámica, en circunstancias oscuras. Irán no especificó el lugar ni la fecha del incidente, acusando al oponente de 40 años de estar «dirigido por la inteligencia francesa y apoyado» por los servicios secretos de Estados Unidos e Israel.

Rouhollah Zam dirigió un canal (Adamnews) en la plataforma de mensajería encriptada Telegram, y fue declarado culpable de desempeñar un papel activo, a través de este medio, en la protesta de invierno 2017-2018. El Tribunal Revolucionario de Teherán dictó la pena de muerte en primera instancia en junio.

Al menos 25 personas murieron en los disturbios que afectaron a decenas de ciudades iraníes entre el 28 de diciembre de 2017 y el 3 de enero de 2018. Teherán había calificado de «sedición» este movimiento de protesta contra el alto costo de la vida que rápidamente tomó un giro político .

Reporteros sin Fronteras condena esta ejecución.
La organización no gubernamental Reporteros sin Fronteras (RSF) reaccionó ante la ejecución de Rouhollah Zam el sábado. En un tuit, RSF, que estaba siguiendo particularmente el caso de este oponente, dijo que estaba «sorprendido de que el sistema de justicia iraní y el patrocinador de este acto, Ali Khamenei [el líder supremo iraní], hayan cumplido su sentencia».

En septiembre, la ejecución de un joven luchador iraní, Navid Afkari, por el asesinato de un funcionario durante las protestas antigubernamentales en 2018 provocó protestas en el extranjero y en las redes sociales.

Se alzaron muchas voces para denunciar lo que describieron como la prisa de las autoridades por ejecutar un veredicto, dictado, según los partidarios de Afkari, sobre la base de una confesión obtenida bajo tortura.

Sinopsis: En Irán, los manifestantes desafían la amenaza de una represión implacable.